Recetas de cócteles, licores y bares locales

Presentación de diapositivas de 7 razones por las que debería comer más pescado

Presentación de diapositivas de 7 razones por las que debería comer más pescado



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Razón n. ° 1: ayuda a reducir el riesgo de cáncer

Se dice que los ácidos grasos que se encuentran en el pescado reducen el riesgo de algunos cánceres entre un 30 y un 50 por ciento. Junto con los omega-3, el pescado contiene selenio, un elemento químico que tiene propiedades para combatir el cáncer.

Lenguado a la sartén con salsa de alcaparras y anchoas

El chef Kalt crea este platillo con una masa ligera de panko y lo combina con una salsa de alcaparras de anchoas para que cada bocado sea audaz y sabroso.

Razón # 2: Lucha contra la depresión

Los ácidos omega-3 que se encuentran en el pescado ayudan a elevar los niveles de serotonina, una sustancia química del cerebro que ayuda a combatir la depresión.

Rape en Cartoccio

Cartoccio es un método de cocción italiano que significa hervido, salteado y luego envuelto en papel y horneado. El rape de esta receta se cocina ligeramente en una sartén, en lugar de hervir, y luego se coloca con su "salsa": verduras guisadas y vino blanco.

Razón # 3: reduce la inflamación

Los omega-3 que se encuentran en el pescado también ayudan a regular el ciclo de inflamación de su cuerpo, lo que previene y alivia condiciones dolorosas como la artritis.

Sardinas agridulces venecianas

Las sardinas no siempre están en la parte superior de la lista cuando alguien quiere hacer pescado, pero este plato con miel y vinagre crea una salsa interesante y sabrosa que hará que incluso los más adversos les gusten.

Razón # 4: Promueve la salud cardiovascular

Al reducir la inflamación, el pescado también ayuda a mejorar la elasticidad de los vasos sanguíneos y ayuda a reducir el colesterol malo, reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Trucha de montaña con compota de apio, puerro e hinojo

Una simple compota de puerros, hinojo y apio hace que este plato sea una estrella y demuestra que unos pocos ingredientes simples como el ajo, el vino blanco y la mantequilla hacen mucho con el pescado.

Razón # 5: Lucha contra la demencia

Los estudios han demostrado que las personas mayores que comen pescado o mariscos al menos una vez a la semana tienen la posibilidad de reducir el riesgo de demencia, más específicamente la enfermedad de Alzheimer.

Cazuela De Bacalao Y Patatas

Este es un enfoque muy rústico para cocinar con un pescado sofisticado. El bacalao rehidratado le da sabor a una cazuela de papas rellena de ingredientes simples como albahaca, ajo y tomates.

Razón # 6: Mejora su vista

Los estudios han demostrado que el ácido graso que se encuentra en el pescado fortalece las membranas de las células oculares y brinda apoyo estructural a los ojos.

Camarones alla Parmigiana

Este camarón es un giro del clásico italiano, empanizado en panko crujiente y aderezado con salsa de tomate y quesos salados. Verá que los camarones son un enfoque más tierno y sabroso del plato de pollo generalmente.

Razón # 7: Ayuda a combatir la diabetes

Un estudio realizado en 2011 mostró que comer pescado ayuda a reducir los niveles de glucosa y crea un menor riesgo de desarrollar diabetes.

Lubina Entera Al Horno A La Sal

Este es un gran plato para impresionar a los invitados a la cena, y es una forma bastante fácil de cocinar pescado. Si desea experimentar con los sabores de su plato, intente usar diferentes condimentos además de las semillas de hinojo.


7 razones que mejoran la vida para comer pescado

Usted sabe que el pescado es una gran fuente de proteínas magras y nutrientes, pero una gran cantidad de nuevas investigaciones han descubierto razones más sorprendentes para ir a pescar.

El pescado tiene la reputación de ser un “alimento para el cerebro” bajo en calorías y alto en proteínas, gracias a las largas cadenas de ácidos grasos omega-3 esenciales poliinsaturados (conocidos popularmente como “omega-3”) que se encuentran en el aceite de pescado.

El cuerpo humano no puede producir omega-3 de forma natural, pero son necesarios para un cuerpo sano, por dentro y por fuera. Aunque el vínculo entre los omega-3 y la salud del corazón se conoce desde hace mucho tiempo, varios estudios nuevos presentan aún más evidencia de que el pescado con alto contenido de ácidos grasos es esencial para el bienestar de todo el cuerpo.

La buena noticia es que si no eres un fanático de los peces, la mayoría de las investigaciones recientes indican que comer pescado solo una o dos veces por semana puede ser suficiente para obtener los beneficios. Mientras tanto, el Instituto Nacional de Salud recomienda que las personas consuman al menos el 2 por ciento de sus calorías diarias totales como ácidos grasos omega-3, lo que equivale a unos 4 gramos por día. Una pieza de cuatro onzas de salmón (una de las fuentes naturales más altas de omega-3) contiene aproximadamente 1,5 gramos de ácido graso. Otros pescados, como el atún, las sardinas y el fletán, también contienen niveles elevados. Si no consume productos de origen animal o tiene problemas para incluir pescado en su dieta, puede obtener la cantidad diaria recomendada de ácidos grasos a través de suplementos de omega-3 DHA / aceite de pescado. Aunque los nuevos datos de Informes de los consumidores sugiere que más estadounidenses que nunca están comprando suplementos de omega-3, la forma recomendada por los médicos de consumir los beneficios para la salud del pescado sigue siendo consumiendo el pescado real.

Si las propiedades para adelgazar la cintura y mejorar la salud del corazón no fueron razones suficientes para comer más pescado, aquí hay siete formas más en que agregar una dosis de pescado a su dieta puede mejorar su salud.

  1. Prevenir enfermedades cardíacas: Un estudio danés de 49.000 mujeres que se publicó el lunes en Hipertensión: Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón descubrió que las mujeres que comían poco o nada de pescado tenían un 50 por ciento más de problemas cardíacos que las que comían pescado al menos una vez por semana. Además, los investigadores encontraron que las mujeres que rara vez comían pescado tenían un riesgo de enfermedad tres veces mayor que las que lo comían con frecuencia. Otra investigación ha encontrado que comer pescado con alto contenido de omega-3 puede reducir los niveles de grasa en sangre, lo que puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  2. Reducir el riesgo de Alzheimer: Comer pescado tan solo una vez a la semana puede ayudar a preservar las neuronas de materia gris, la parte del cerebro vinculada a la memoria y la cognición, según un nuevo estudio presentado el mes pasado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte. Los investigadores encontraron que las personas que comen pescado horneado o asado, pero no frito, tenían cerebros más grandes y células más grandes en las áreas del cerebro responsables de la memoria y el aprendizaje. Los científicos creen que un mayor volumen cerebral puede ayudar a reducir el riesgo de deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer.
  3. Mejora la piel y el cabello: Uno de los mayores inconvenientes de una dieta baja en grasas es que a menudo priva a la piel y al cabello de la grasa saludable que necesita, dejándolo sin brillo y seco. Los omega-3 en el pescado son exactamente el tipo de grasa saludable que se debe comer para mantener su piel con un aspecto nutrido y su cabello brillante. La investigación también ha relacionado el consumo de pescado y omega-3 con el tratamiento de afecciones de la piel como la psoriasis.
  4. Aliviar la depresión: Varios estudios han encontrado que cuando se toman junto con medicamentos antidepresivos recetados, los omega-3 en el pescado son más efectivos para tratar la depresión que solo los medicamentos recetados. Un estudio de 52 mujeres embarazadas encontró que tomar una cápsula de 300 mg de omega-3 durante el embarazo redujo significativamente el riesgo de depresión posparto de la mujer.
  5. Impulsar el desarrollo del cerebro: Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el salmón y otros pescados ricos en nutrientes son nutrientes esenciales para los niños porque contribuyen al desarrollo del cerebro. Algunos estudios incluso han encontrado que el consumo de omega-3 puede ayudar a aliviar los síntomas del TDAH. Sin embargo, los expertos recomiendan que los padres pregunten a su pediatra antes de introducir suplementos en la dieta de un niño.
  6. Dosis de vitamina D: El pescado de agua salada es una fuente de vitamina D sin sol, que según los científicos puede ayudar a prevenir enfermedades, promover la salud de los huesos y, con la ayuda de los omega-3 en el pescado, prevenir el deterioro cognitivo. Solo una porción de tres onzas de salmón contiene el 75 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina.
  7. Esperma más fuerte: Un estudio reciente de 188 hombres encontró que aquellos que comían más pescado fresco, junto con otros alimentos saludables como frutas, verduras y granos integrales, tenían nadadores más fuertes que aquellos que consumían dietas poco saludables. Los investigadores dicen que es necesario realizar más estudios, pero los datos preliminares muestran que cuanto mejor sea la dieta del participante, más fuerte será la forma y la movilidad del esperma que produjo.

Para obtener más consejos sobre dieta y nutrición, siga a @weightloss en Twitter de los editores de @EverydayHealth.


7 razones que mejoran la vida para comer pescado

Usted sabe que el pescado es una gran fuente de proteínas magras y nutrientes, pero una gran cantidad de nuevas investigaciones han descubierto razones más sorprendentes para ir a pescar.

El pescado tiene la reputación de ser un “alimento para el cerebro” bajo en calorías y alto en proteínas, gracias a las largas cadenas de ácidos grasos omega-3 esenciales poliinsaturados (conocidos popularmente como “omega-3”) que se encuentran en el aceite de pescado.

El cuerpo humano no puede producir omega-3 de forma natural, pero son necesarios para un cuerpo sano, por dentro y por fuera. Aunque el vínculo entre los omega-3 y la salud del corazón se conoce desde hace mucho tiempo, varios estudios nuevos presentan aún más evidencia de que el pescado con alto contenido de ácidos grasos es esencial para el bienestar de todo el cuerpo.

La buena noticia es que si no eres un fanático de los peces, la mayoría de las investigaciones recientes indican que comer pescado solo una o dos veces por semana puede ser suficiente para obtener los beneficios. Mientras tanto, el Instituto Nacional de Salud recomienda que las personas consuman al menos el 2 por ciento de sus calorías diarias totales como ácidos grasos omega-3, lo que equivale a unos 4 gramos por día. Una pieza de cuatro onzas de salmón (una de las fuentes naturales más altas de omega-3) contiene aproximadamente 1,5 gramos de ácido graso. Otros pescados, como el atún, las sardinas y el fletán, también contienen niveles elevados. Si no come productos de origen animal o tiene problemas para incluir pescado en su dieta, puede obtener la cantidad diaria recomendada de ácidos grasos a través de suplementos de omega-3 DHA / aceite de pescado. Aunque los nuevos datos de Informes de los consumidores sugiere que más estadounidenses que nunca están comprando suplementos de omega-3, la forma recomendada por los médicos de consumir los beneficios para la salud del pescado sigue siendo consumiendo el pescado real.

Si las propiedades adelgazantes de la cintura y que estimulan la salud del corazón no fueron razones suficientes para comer más pescado, aquí hay siete formas más en que agregar una dosis de pescado a su dieta puede mejorar su salud.

  1. Prevenir enfermedades cardíacas: Un estudio danés de 49.000 mujeres que se publicó el lunes en Hipertensión: Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón descubrió que las mujeres que comían poco o nada de pescado tenían un 50 por ciento más de problemas cardíacos que las que comían pescado al menos una vez por semana. Además, los investigadores encontraron que las mujeres que rara vez comían pescado tenían un riesgo de enfermedad tres veces mayor que las que lo comían con frecuencia. Otra investigación ha encontrado que comer pescado con alto contenido de omega-3 puede reducir los niveles de grasa en sangre, lo que puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  2. Reducir el riesgo de Alzheimer: Comer pescado tan solo una vez a la semana puede ayudar a preservar las neuronas de materia gris, la parte del cerebro vinculada a la memoria y la cognición, según un nuevo estudio presentado el mes pasado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte. Los investigadores encontraron que las personas que comen pescado al horno o asado, pero no frito, tenían cerebros más grandes y células más grandes en las áreas del cerebro responsables de la memoria y el aprendizaje. Los científicos creen que un mayor volumen cerebral puede ayudar a reducir el riesgo de deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer.
  3. Mejora la piel y el cabello: Uno de los mayores inconvenientes de una dieta baja en grasas es que a menudo priva a la piel y al cabello de la grasa saludable que necesita, dejándolo sin brillo y seco. Los omega-3 en el pescado son exactamente el tipo de grasa saludable que se debe comer para mantener su piel con un aspecto nutrido y su cabello brillante. La investigación también ha relacionado el consumo de pescado y omega-3 con el tratamiento de afecciones de la piel como la psoriasis.
  4. Aliviar la depresión: Varios estudios han encontrado que cuando se toman junto con medicamentos antidepresivos recetados, los omega-3 en el pescado son más efectivos para tratar la depresión que solo los medicamentos recetados. Un estudio de 52 mujeres embarazadas encontró que tomar una cápsula de 300 mg de omega-3 durante el embarazo redujo significativamente el riesgo de depresión posparto de la mujer.
  5. Impulsar el desarrollo del cerebro: Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el salmón y otros pescados ricos en nutrientes son nutrientes esenciales para los niños porque contribuyen al desarrollo del cerebro. Algunos estudios incluso han encontrado que el consumo de omega-3 puede ayudar a aliviar los síntomas del TDAH. Sin embargo, los expertos recomiendan que los padres pregunten a su pediatra antes de introducir suplementos en la dieta de un niño.
  6. Dosis de vitamina D: El pescado de agua salada es una fuente de vitamina D sin sol, que según los científicos puede ayudar a prevenir enfermedades, promover la salud de los huesos y, con la ayuda de los omega-3 en el pescado, prevenir el deterioro cognitivo. Solo una porción de tres onzas de salmón contiene el 75 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina.
  7. Esperma más fuerte: Un estudio reciente de 188 hombres encontró que aquellos que comían más pescado fresco, junto con otros alimentos saludables como frutas, verduras y granos integrales, tenían nadadores más fuertes que aquellos que consumían dietas poco saludables. Los investigadores dicen que es necesario realizar más estudios, pero los datos preliminares muestran que cuanto mejor sea la dieta del participante, más fuerte será la forma y la movilidad del esperma que produjo.

Para obtener más consejos sobre dieta y nutrición, siga a @weightloss en Twitter de los editores de @EverydayHealth.


7 razones que mejoran la vida para comer pescado

Usted sabe que el pescado es una gran fuente de proteínas magras y nutrientes, pero una gran cantidad de nuevas investigaciones han descubierto razones más sorprendentes para ir a pescar.

El pescado tiene la reputación de ser un “alimento para el cerebro” bajo en calorías y alto en proteínas, gracias a las largas cadenas de ácidos grasos omega-3 esenciales poliinsaturados (conocidos popularmente como “omega-3”) que se encuentran en el aceite de pescado.

El cuerpo humano no puede producir omega-3 de forma natural, pero son necesarios para un cuerpo sano, por dentro y por fuera. Aunque el vínculo entre los omega-3 y la salud del corazón se conoce desde hace mucho tiempo, varios estudios nuevos presentan aún más evidencia de que el pescado con alto contenido de ácidos grasos es esencial para el bienestar de todo el cuerpo.

La buena noticia es que si no eres un fanático de los peces, la mayoría de las investigaciones recientes indican que comer pescado solo una o dos veces por semana puede ser suficiente para obtener los beneficios. Mientras tanto, el Instituto Nacional de Salud recomienda que las personas consuman al menos el 2 por ciento de sus calorías diarias totales como ácidos grasos omega-3, lo que equivale a unos 4 gramos por día. Una pieza de cuatro onzas de salmón (una de las fuentes naturales más altas de omega-3) contiene aproximadamente 1,5 gramos de ácido graso. Otros pescados, como el atún, las sardinas y el fletán, también contienen niveles elevados. Si no consume productos de origen animal o tiene problemas para incluir pescado en su dieta, puede obtener la cantidad diaria recomendada de ácidos grasos a través de suplementos de omega-3 DHA / aceite de pescado. Aunque los nuevos datos de Informes de los consumidores sugiere que más estadounidenses que nunca están comprando suplementos de omega-3, la forma recomendada por los médicos de consumir los beneficios para la salud del pescado sigue siendo consumiendo el pescado real.

Si las propiedades adelgazantes de la cintura y que estimulan la salud del corazón no fueron razones suficientes para comer más pescado, aquí hay siete formas más en que agregar una dosis de pescado a su dieta puede mejorar su salud.

  1. Prevenir enfermedades cardíacas: Un estudio danés de 49.000 mujeres que se publicó el lunes en Hipertensión: Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón descubrió que las mujeres que comían poco o nada de pescado tenían un 50 por ciento más de problemas cardíacos que las que comían pescado al menos una vez por semana. Además, los investigadores encontraron que las mujeres que rara vez comían pescado tenían un riesgo de enfermedad tres veces mayor que las que lo comían con frecuencia. Otra investigación ha encontrado que comer pescado con alto contenido de omega-3 puede reducir los niveles de grasa en sangre, lo que puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  2. Reducir el riesgo de Alzheimer: Comer pescado tan solo una vez a la semana puede ayudar a preservar las neuronas de materia gris, la parte del cerebro vinculada a la memoria y la cognición, según un nuevo estudio presentado el mes pasado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte. Los investigadores encontraron que las personas que comen pescado horneado o asado, pero no frito, tenían cerebros más grandes y células más grandes en las áreas del cerebro responsables de la memoria y el aprendizaje. Los científicos creen que un mayor volumen cerebral puede ayudar a reducir el riesgo de deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer.
  3. Mejora la piel y el cabello: Uno de los mayores inconvenientes de una dieta baja en grasas es que a menudo priva a la piel y al cabello de la grasa saludable que necesita, dejándolo sin brillo y seco. Los omega-3 en el pescado son exactamente el tipo de grasa saludable que se debe comer para mantener su piel con un aspecto nutrido y su cabello brillante. La investigación también ha relacionado el consumo de pescado y omega-3 con el tratamiento de afecciones de la piel como la psoriasis.
  4. Aliviar la depresión: Varios estudios han encontrado que cuando se toman junto con medicamentos antidepresivos recetados, los omega-3 en el pescado son más efectivos para tratar la depresión que solo los medicamentos recetados. Un estudio de 52 mujeres embarazadas encontró que tomar una cápsula de 300 mg de omega-3 durante el embarazo redujo significativamente el riesgo de depresión posparto de la mujer.
  5. Impulsar el desarrollo del cerebro: Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el salmón y otros pescados ricos en nutrientes son nutrientes esenciales para los niños porque contribuyen al desarrollo del cerebro. Algunos estudios incluso han encontrado que el consumo de omega-3 puede ayudar a aliviar los síntomas del TDAH. Sin embargo, los expertos recomiendan que los padres pregunten a su pediatra antes de introducir suplementos en la dieta de un niño.
  6. Dosis de vitamina D: El pescado de agua salada es una fuente de vitamina D sin sol, que según los científicos puede ayudar a prevenir enfermedades, promover la salud de los huesos y, con la ayuda de los omega-3 en el pescado, prevenir el deterioro cognitivo. Solo una porción de tres onzas de salmón contiene el 75 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina.
  7. Esperma más fuerte: Un estudio reciente de 188 hombres encontró que aquellos que comían más pescado fresco, junto con otros alimentos saludables como frutas, verduras y granos integrales, tenían nadadores más fuertes que aquellos que consumían dietas poco saludables. Los investigadores dicen que es necesario realizar más estudios, pero los datos preliminares muestran que cuanto mejor sea la dieta del participante, más fuerte será la forma y la movilidad del esperma que produjo.

Para obtener más consejos sobre dieta y nutrición, siga a @weightloss en Twitter de los editores de @EverydayHealth.


7 razones que mejoran la vida para comer pescado

Usted sabe que el pescado es una gran fuente de proteínas magras y nutrientes, pero una gran cantidad de nuevas investigaciones han descubierto razones más sorprendentes para ir a pescar.

El pescado tiene la reputación de ser un “alimento para el cerebro” bajo en calorías y alto en proteínas, gracias a las largas cadenas de ácidos grasos omega-3 esenciales poliinsaturados (conocidos popularmente como “omega-3”) que se encuentran en el aceite de pescado.

El cuerpo humano no puede producir omega-3 de forma natural, pero son necesarios para un cuerpo sano, por dentro y por fuera. Aunque el vínculo entre los omega-3 y la salud del corazón se conoce desde hace mucho tiempo, varios estudios nuevos presentan aún más evidencia de que el pescado con alto contenido de ácidos grasos es esencial para el bienestar de todo el cuerpo.

La buena noticia es que si no eres un fanático de los peces, la mayoría de las investigaciones recientes indican que comer pescado solo una o dos veces por semana puede ser suficiente para obtener los beneficios. Mientras tanto, el Instituto Nacional de Salud recomienda que las personas consuman al menos el 2 por ciento de sus calorías diarias totales como ácidos grasos omega-3, lo que equivale a unos 4 gramos por día. Una pieza de cuatro onzas de salmón (una de las fuentes naturales más altas de omega-3) contiene aproximadamente 1,5 gramos de ácido graso. Otros pescados, como el atún, las sardinas y el fletán, también contienen niveles elevados. Si no consume productos de origen animal o tiene problemas para incluir pescado en su dieta, puede obtener la cantidad diaria recomendada de ácidos grasos a través de suplementos de omega-3 DHA / aceite de pescado. Aunque los nuevos datos de Informes de los consumidores sugiere que más estadounidenses están comprando suplementos de omega-3 que nunca, la forma recomendada por los médicos de consumir los beneficios para la salud del pescado sigue siendo consumiendo el pescado real.

Si las propiedades para adelgazar la cintura y estimular la salud del corazón no fueron razones suficientes para comer más pescado, aquí hay siete formas más en que agregar una dosis de pescado a su dieta puede mejorar su salud.

  1. Prevenir enfermedades cardíacas: Un estudio danés de 49.000 mujeres que se publicó el lunes en Hipertensión: Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón descubrió que las mujeres que comían poco o nada de pescado tenían un 50 por ciento más de problemas cardíacos que las que comían pescado al menos una vez por semana. Además, los investigadores encontraron que las mujeres que rara vez comían pescado tenían un riesgo de enfermedad tres veces mayor que las que lo comían con frecuencia. Otra investigación ha encontrado que comer pescado con alto contenido de omega-3 puede reducir los niveles de grasa en sangre, lo que puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  2. Reducir el riesgo de Alzheimer: Comer pescado tan solo una vez a la semana puede ayudar a preservar las neuronas de materia gris, la parte del cerebro vinculada a la memoria y la cognición, según un nuevo estudio presentado el mes pasado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte. Los investigadores encontraron que las personas que comen pescado horneado o asado, pero no frito, tenían cerebros más grandes y células más grandes en las áreas del cerebro responsables de la memoria y el aprendizaje. Los científicos creen que un mayor volumen cerebral puede ayudar a reducir el riesgo de deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer.
  3. Mejora la piel y el cabello: Uno de los mayores inconvenientes de una dieta baja en grasas es que a menudo priva a la piel y al cabello de la grasa saludable que necesita, dejándolo sin brillo y seco. Los omega-3 en el pescado son exactamente el tipo de grasa saludable que se debe comer para mantener su piel con un aspecto nutrido y su cabello brillante. La investigación también ha relacionado el consumo de pescado y omega-3 con el tratamiento de afecciones de la piel como la psoriasis.
  4. Aliviar la depresión: Varios estudios han encontrado que cuando se toman junto con medicamentos antidepresivos recetados, los omega-3 en el pescado son más efectivos para tratar la depresión que solo los medicamentos recetados. Un estudio de 52 mujeres embarazadas encontró que tomar una cápsula de 300 mg de omega-3 durante el embarazo redujo significativamente el riesgo de depresión posparto de la mujer.
  5. Impulsar el desarrollo del cerebro: Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el salmón y otros pescados ricos en nutrientes son nutrientes esenciales para los niños porque contribuyen al desarrollo del cerebro. Algunos estudios incluso han encontrado que el consumo de omega-3 puede ayudar a aliviar los síntomas del TDAH. Sin embargo, los expertos recomiendan que los padres pregunten a su pediatra antes de introducir suplementos en la dieta de un niño.
  6. Dosis de vitamina D: El pescado de agua salada es una fuente de vitamina D sin sol, que según los científicos puede ayudar a prevenir enfermedades, promover la salud de los huesos y, con la ayuda de los omega-3 en el pescado, prevenir el deterioro cognitivo. Solo una porción de tres onzas de salmón contiene el 75 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina.
  7. Esperma más fuerte: Un estudio reciente de 188 hombres encontró que aquellos que comían más pescado fresco, junto con otros alimentos saludables como frutas, verduras y granos integrales, tenían nadadores más fuertes que aquellos que consumían dietas poco saludables. Los investigadores dicen que es necesario realizar más estudios, pero los datos preliminares muestran que cuanto mejor sea la dieta del participante, más fuerte será la forma y la movilidad del esperma que produjo.

Para obtener más consejos sobre dieta y nutrición, siga a @weightloss en Twitter de los editores de @EverydayHealth.


7 razones que mejoran la vida para comer pescado

Usted sabe que el pescado es una gran fuente de proteínas magras y nutrientes, pero una gran cantidad de nuevas investigaciones han descubierto razones más sorprendentes para ir a pescar.

El pescado tiene la reputación de ser un “alimento para el cerebro” bajo en calorías y alto en proteínas, gracias a las largas cadenas de ácidos grasos omega-3 esenciales poliinsaturados (conocidos popularmente como “omega-3”) que se encuentran en el aceite de pescado.

El cuerpo humano no puede producir omega-3 de forma natural, pero son necesarios para un cuerpo sano, por dentro y por fuera. Aunque el vínculo entre los omega-3 y la salud del corazón se conoce desde hace mucho tiempo, varios estudios nuevos presentan aún más evidencia de que el pescado con alto contenido de ácidos grasos es esencial para el bienestar de todo el cuerpo.

La buena noticia es que si no eres un fanático de los peces, la mayoría de las investigaciones recientes indican que comer pescado solo una o dos veces por semana puede ser suficiente para obtener los beneficios. Mientras tanto, el Instituto Nacional de Salud recomienda que las personas consuman al menos el 2 por ciento de sus calorías diarias totales como ácidos grasos omega-3, lo que equivale a unos 4 gramos por día. Una pieza de cuatro onzas de salmón (una de las fuentes naturales más altas de omega-3) contiene aproximadamente 1,5 gramos de ácido graso. Otros pescados, como el atún, las sardinas y el fletán, también contienen niveles elevados. Si no come productos de origen animal o tiene problemas para incluir pescado en su dieta, puede obtener la cantidad diaria recomendada de ácidos grasos a través de suplementos de omega-3 DHA / aceite de pescado. Aunque los nuevos datos de Informes de los consumidores sugiere que más estadounidenses están comprando suplementos de omega-3 que nunca, la forma recomendada por los médicos de consumir los beneficios para la salud del pescado sigue siendo consumiendo el pescado real.

Si las propiedades adelgazantes de la cintura y que estimulan la salud del corazón no fueron razones suficientes para comer más pescado, aquí hay siete formas más en que agregar una dosis de pescado a su dieta puede mejorar su salud.

  1. Prevenir enfermedades cardíacas: Un estudio danés de 49.000 mujeres que se publicó el lunes en Hipertensión: Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón descubrió que las mujeres que comían poco o nada de pescado tenían un 50 por ciento más de problemas cardíacos que las que comían pescado al menos una vez por semana. Además, los investigadores encontraron que las mujeres que rara vez comían pescado tenían un riesgo de enfermedad tres veces mayor que las que lo comían con frecuencia. Otra investigación ha encontrado que comer pescado con alto contenido de omega-3 puede reducir los niveles de grasa en sangre, lo que puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  2. Reducir el riesgo de Alzheimer: Comer pescado tan solo una vez a la semana puede ayudar a preservar las neuronas de materia gris, la parte del cerebro vinculada a la memoria y la cognición, según un nuevo estudio presentado el mes pasado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte. Los investigadores encontraron que las personas que comen pescado al horno o asado, pero no frito, tenían cerebros más grandes y células más grandes en las áreas del cerebro responsables de la memoria y el aprendizaje. Los científicos creen que un mayor volumen cerebral puede ayudar a reducir el riesgo de deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer.
  3. Mejora la piel y el cabello: Uno de los mayores inconvenientes de una dieta baja en grasas es que a menudo priva a la piel y al cabello de la grasa saludable que necesita, dejándolo sin brillo y seco. Los omega-3 en el pescado son exactamente el tipo de grasa saludable que se debe comer para mantener su piel con un aspecto nutrido y su cabello brillante. La investigación también ha relacionado el consumo de pescado y omega-3 con el tratamiento de afecciones de la piel como la psoriasis.
  4. Aliviar la depresión: Varios estudios han encontrado que cuando se toman junto con medicamentos antidepresivos recetados, los omega-3 en el pescado son más efectivos para tratar la depresión que solo los medicamentos recetados. Un estudio de 52 mujeres embarazadas encontró que tomar una cápsula de 300 mg de omega-3 durante el embarazo redujo significativamente el riesgo de depresión posparto de la mujer.
  5. Impulsar el desarrollo del cerebro: Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el salmón y otros pescados ricos en nutrientes son nutrientes esenciales para los niños porque contribuyen al desarrollo del cerebro. Algunos estudios incluso han encontrado que el consumo de omega-3 puede ayudar a aliviar los síntomas del TDAH. Sin embargo, los expertos recomiendan que los padres pregunten a su pediatra antes de introducir suplementos en la dieta de un niño.
  6. Dosis de vitamina D: El pescado de agua salada es una fuente de vitamina D sin sol, que según los científicos puede ayudar a prevenir enfermedades, promover la salud de los huesos y, con la ayuda de los omega-3 en el pescado, prevenir el deterioro cognitivo. Solo una porción de tres onzas de salmón contiene el 75 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina.
  7. Esperma más fuerte: Un estudio reciente de 188 hombres encontró que aquellos que comían más pescado fresco, junto con otros alimentos saludables como frutas, verduras y granos integrales, tenían nadadores más fuertes que aquellos que consumían dietas poco saludables. Los investigadores dicen que es necesario realizar más estudios, pero los datos preliminares muestran que cuanto mejor sea la dieta del participante, más fuerte será la forma y la movilidad del esperma que produjo.

Para obtener más consejos sobre dieta y nutrición, siga a @weightloss en Twitter de los editores de @EverydayHealth.


7 razones que mejoran la vida para comer pescado

Usted sabe que el pescado es una gran fuente de proteínas magras y nutrientes, pero una gran cantidad de nuevas investigaciones han descubierto razones más sorprendentes para ir a pescar.

El pescado tiene la reputación de ser un “alimento para el cerebro” bajo en calorías y alto en proteínas, gracias a las largas cadenas de ácidos grasos omega-3 esenciales poliinsaturados (conocidos popularmente como “omega-3”) que se encuentran en el aceite de pescado.

El cuerpo humano no puede producir omega-3 de forma natural, pero son necesarios para un cuerpo sano, por dentro y por fuera. Aunque el vínculo entre los omega-3 y la salud del corazón se conoce desde hace mucho tiempo, varios estudios nuevos presentan aún más evidencia de que el pescado con alto contenido de ácidos grasos es esencial para el bienestar de todo el cuerpo.

La buena noticia es que si no eres un fanático de los peces, la mayoría de las nuevas investigaciones indican que comer pescado solo una o dos veces por semana puede ser suficiente para obtener los beneficios. Mientras tanto, el Instituto Nacional de Salud recomienda que las personas consuman al menos el 2 por ciento de sus calorías diarias totales como ácidos grasos omega-3, lo que equivale a unos 4 gramos por día. Una pieza de cuatro onzas de salmón (una de las fuentes naturales más altas de omega-3) contiene aproximadamente 1,5 gramos de ácido graso. Otros pescados, como el atún, las sardinas y el fletán, también contienen niveles elevados. Si no consume productos de origen animal o tiene problemas para incluir pescado en su dieta, puede obtener la cantidad diaria recomendada de ácidos grasos a través de suplementos de omega-3 DHA / aceite de pescado. Aunque los nuevos datos de Informes de los consumidores sugiere que más estadounidenses están comprando suplementos de omega-3 que nunca, la forma recomendada por los médicos de consumir los beneficios para la salud del pescado sigue siendo consumiendo el pescado real.

Si las propiedades adelgazantes de la cintura y que estimulan la salud del corazón no fueron razones suficientes para comer más pescado, aquí hay siete formas más en que agregar una dosis de pescado a su dieta puede mejorar su salud.

  1. Prevenir enfermedades cardíacas: Un estudio danés de 49.000 mujeres que se publicó el lunes en Hipertensión: Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón descubrió que las mujeres que comían poco o nada de pescado tenían un 50 por ciento más de problemas cardíacos que las que comían pescado al menos una vez por semana. Además, los investigadores encontraron que las mujeres que rara vez comían pescado tenían un riesgo de enfermedad tres veces mayor que las que lo comían con frecuencia. Otra investigación ha encontrado que comer pescado con alto contenido de omega-3 puede reducir los niveles de grasa en sangre, lo que puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
  2. Reducir el riesgo de Alzheimer: Comer pescado tan solo una vez a la semana puede ayudar a preservar las neuronas de la materia gris, la parte del cerebro vinculada a la memoria y la cognición, según un nuevo estudio presentado el mes pasado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte. Los investigadores encontraron que las personas que comen pescado horneado o asado, pero no frito, tenían cerebros más grandes y células más grandes en las áreas del cerebro responsables de la memoria y el aprendizaje. Los científicos creen que un mayor volumen cerebral puede ayudar a reducir el riesgo de deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer.
  3. Mejora la piel y el cabello: Uno de los mayores inconvenientes de una dieta baja en grasas es que a menudo priva a la piel y al cabello de la grasa saludable que necesita, dejándolo sin brillo y seco. Los omega-3 en el pescado son exactamente el tipo de grasa saludable que se debe comer para mantener su piel con un aspecto nutrido y su cabello brillante. La investigación también ha relacionado el consumo de pescado y omega-3 con el tratamiento de afecciones de la piel como la psoriasis.
  4. Aliviar la depresión: Varios estudios han encontrado que cuando se toman junto con medicamentos antidepresivos recetados, los omega-3 en el pescado son más efectivos para tratar la depresión que solo los medicamentos recetados. One study of 52 pregnant women found that taking a 300 mg capsule of omega-3s during pregnancy significantly reduced the women’s risk of postpartum depression.
  5. Boost Brain Development: The EFA omega-3 found in salmon and other nutrient-rich fish are essential nutrients for children because they contribute to brain development. Some studies have even found that omega-3 consumption can help soothe symptoms of ADHD. Experts recommend, however, that parents ask their pediatrician before introducing supplements to a child’s diet.
  6. Dose of Vitamin D: Saltwater fish is a sun-less source of vitamin D, which scientists say can help ward off disease, promote bone health, and with the help of the omega-3s in fish, ward off cognitive decline. Just one three-ounce serving of salmon contains 75 percent of your daily recommended amount of the vitamin.
  7. Stronger Sperm: A recent study of 188 men found that those who ate more fresh fish — along with other healthy foods such as fruits, vegetables, and whole grains — had stronger swimmers than those who ate unhealthy diets. Researchers say that more study needs to be done, but preliminary data shows that the better the participant’s diet, the stronger the shape and mobility of the sperm he produced.

For more diet and nutrition tips, follow @weightloss on Twitter from the editors of @EverydayHealth.


7 Life-Enhancing Reasons to Eat Fish

You know fish is a great source of lean protein and nutrients, but a slew of new research has uncovered more amazing reasons to go fish.

Fish has a reputation for being low calorie, high protein “brain food,” thanks to the long strands of polyunsaturated essential omega-3 fatty acids (popularly referred to as “omega-3s”) found in fish oil.

The human body can’t naturally produce omega-3s, but yet they’re needed for a healthy body, inside and out. Although the link between omega-3s and heart health has long been known, several new studies present even more evidence that fish high in fatty acids is essential for total-body wellness.

The good news is if you’re not a fish fan, most new research indicates that eating fish only once or twice a week can be enough to reap the benefits. Meanwhile, the National Institute of Health recommends that people consume at least 2 percent of their total daily calories as omega-3 fatty acids, which equals about 4 grams per day. One four-ounce piece of salmon (one of the highest natural sources of omega-3s) contains about 1.5 grams of the fatty acid. Other fish, such as tuna, sardines, and halibut, also contains high levels. If you don’t eat animal products or have trouble fitting fish into your diet, you can get your daily recommended amount of fatty acids through omega-3 DHA/fish oil supplements. Although new data from Consumer Reports suggests that more Americans are buying omega-3 supplements than ever before, the doctor-recommended way to consume the health benefits of fish is still by eating the real thing.

If the heart-health-boosting, waist-slimming properties weren’t reasons enough to eat more fish, here are seven more ways adding a dose of fish to your diet can improve your health.

  1. Prevent Heart Disease: A Danish study of 49,000 women that was published Monday in Hypertension: Journal of the American Heart Association found that women who ate little to no fish had 50 percent more heart problems than those who ate fish at least once per week. Additionally, researchers found that women who rarely ate fish had a three-fold higher disease risk than those who ate it often. Other research has found that eating fish high in omega-3s can slash blood fat levels, which can contribute to a lower heart-disease risk.
  2. Reduce Alzheimer’s Risk: Eating fish as little as once a week can help preserve gray-matter neurons — the part of the brain linked to memory and cognition — according to a new study presented last month at the Radiological Society of North America’s annual meeting. Researchers found that people who eat baked or broiled — but not fried — fish had larger brains and larger cells in the areas of the brain responsible for memory and learning. Scientists believe the larger brain volume can help lower the risk of cognitive decline and Alzheimer’s disease.
  3. Improve Skin and Hair: One of the biggest drawbacks to a low-fat diet is you often deprive your skin and hair of the healthy fat it needs, leaving it dull and dry. The omega-3s in fish are exactly the type of healthy fat to eat to keep your skin looking nourished and your hair shiny. Research has also linked fish and omega-3 consumption to treatment of skin conditions such as psoriasis.
  4. Ease Depression: Several studies have found that when taken along with prescription antidepressant medications, the omega-3s in fish are more effective at treating depression that just prescription medication alone. One study of 52 pregnant women found that taking a 300 mg capsule of omega-3s during pregnancy significantly reduced the women’s risk of postpartum depression.
  5. Boost Brain Development: The EFA omega-3 found in salmon and other nutrient-rich fish are essential nutrients for children because they contribute to brain development. Some studies have even found that omega-3 consumption can help soothe symptoms of ADHD. Experts recommend, however, that parents ask their pediatrician before introducing supplements to a child’s diet.
  6. Dose of Vitamin D: Saltwater fish is a sun-less source of vitamin D, which scientists say can help ward off disease, promote bone health, and with the help of the omega-3s in fish, ward off cognitive decline. Just one three-ounce serving of salmon contains 75 percent of your daily recommended amount of the vitamin.
  7. Stronger Sperm: A recent study of 188 men found that those who ate more fresh fish — along with other healthy foods such as fruits, vegetables, and whole grains — had stronger swimmers than those who ate unhealthy diets. Researchers say that more study needs to be done, but preliminary data shows that the better the participant’s diet, the stronger the shape and mobility of the sperm he produced.

For more diet and nutrition tips, follow @weightloss on Twitter from the editors of @EverydayHealth.


7 Life-Enhancing Reasons to Eat Fish

You know fish is a great source of lean protein and nutrients, but a slew of new research has uncovered more amazing reasons to go fish.

Fish has a reputation for being low calorie, high protein “brain food,” thanks to the long strands of polyunsaturated essential omega-3 fatty acids (popularly referred to as “omega-3s”) found in fish oil.

The human body can’t naturally produce omega-3s, but yet they’re needed for a healthy body, inside and out. Although the link between omega-3s and heart health has long been known, several new studies present even more evidence that fish high in fatty acids is essential for total-body wellness.

The good news is if you’re not a fish fan, most new research indicates that eating fish only once or twice a week can be enough to reap the benefits. Meanwhile, the National Institute of Health recommends that people consume at least 2 percent of their total daily calories as omega-3 fatty acids, which equals about 4 grams per day. One four-ounce piece of salmon (one of the highest natural sources of omega-3s) contains about 1.5 grams of the fatty acid. Other fish, such as tuna, sardines, and halibut, also contains high levels. If you don’t eat animal products or have trouble fitting fish into your diet, you can get your daily recommended amount of fatty acids through omega-3 DHA/fish oil supplements. Although new data from Consumer Reports suggests that more Americans are buying omega-3 supplements than ever before, the doctor-recommended way to consume the health benefits of fish is still by eating the real thing.

If the heart-health-boosting, waist-slimming properties weren’t reasons enough to eat more fish, here are seven more ways adding a dose of fish to your diet can improve your health.

  1. Prevent Heart Disease: A Danish study of 49,000 women that was published Monday in Hypertension: Journal of the American Heart Association found that women who ate little to no fish had 50 percent more heart problems than those who ate fish at least once per week. Additionally, researchers found that women who rarely ate fish had a three-fold higher disease risk than those who ate it often. Other research has found that eating fish high in omega-3s can slash blood fat levels, which can contribute to a lower heart-disease risk.
  2. Reduce Alzheimer’s Risk: Eating fish as little as once a week can help preserve gray-matter neurons — the part of the brain linked to memory and cognition — according to a new study presented last month at the Radiological Society of North America’s annual meeting. Researchers found that people who eat baked or broiled — but not fried — fish had larger brains and larger cells in the areas of the brain responsible for memory and learning. Scientists believe the larger brain volume can help lower the risk of cognitive decline and Alzheimer’s disease.
  3. Improve Skin and Hair: One of the biggest drawbacks to a low-fat diet is you often deprive your skin and hair of the healthy fat it needs, leaving it dull and dry. The omega-3s in fish are exactly the type of healthy fat to eat to keep your skin looking nourished and your hair shiny. Research has also linked fish and omega-3 consumption to treatment of skin conditions such as psoriasis.
  4. Ease Depression: Several studies have found that when taken along with prescription antidepressant medications, the omega-3s in fish are more effective at treating depression that just prescription medication alone. One study of 52 pregnant women found that taking a 300 mg capsule of omega-3s during pregnancy significantly reduced the women’s risk of postpartum depression.
  5. Boost Brain Development: The EFA omega-3 found in salmon and other nutrient-rich fish are essential nutrients for children because they contribute to brain development. Some studies have even found that omega-3 consumption can help soothe symptoms of ADHD. Experts recommend, however, that parents ask their pediatrician before introducing supplements to a child’s diet.
  6. Dose of Vitamin D: Saltwater fish is a sun-less source of vitamin D, which scientists say can help ward off disease, promote bone health, and with the help of the omega-3s in fish, ward off cognitive decline. Just one three-ounce serving of salmon contains 75 percent of your daily recommended amount of the vitamin.
  7. Stronger Sperm: A recent study of 188 men found that those who ate more fresh fish — along with other healthy foods such as fruits, vegetables, and whole grains — had stronger swimmers than those who ate unhealthy diets. Researchers say that more study needs to be done, but preliminary data shows that the better the participant’s diet, the stronger the shape and mobility of the sperm he produced.

For more diet and nutrition tips, follow @weightloss on Twitter from the editors of @EverydayHealth.


7 Life-Enhancing Reasons to Eat Fish

You know fish is a great source of lean protein and nutrients, but a slew of new research has uncovered more amazing reasons to go fish.

Fish has a reputation for being low calorie, high protein “brain food,” thanks to the long strands of polyunsaturated essential omega-3 fatty acids (popularly referred to as “omega-3s”) found in fish oil.

The human body can’t naturally produce omega-3s, but yet they’re needed for a healthy body, inside and out. Although the link between omega-3s and heart health has long been known, several new studies present even more evidence that fish high in fatty acids is essential for total-body wellness.

The good news is if you’re not a fish fan, most new research indicates that eating fish only once or twice a week can be enough to reap the benefits. Meanwhile, the National Institute of Health recommends that people consume at least 2 percent of their total daily calories as omega-3 fatty acids, which equals about 4 grams per day. One four-ounce piece of salmon (one of the highest natural sources of omega-3s) contains about 1.5 grams of the fatty acid. Other fish, such as tuna, sardines, and halibut, also contains high levels. If you don’t eat animal products or have trouble fitting fish into your diet, you can get your daily recommended amount of fatty acids through omega-3 DHA/fish oil supplements. Although new data from Consumer Reports suggests that more Americans are buying omega-3 supplements than ever before, the doctor-recommended way to consume the health benefits of fish is still by eating the real thing.

If the heart-health-boosting, waist-slimming properties weren’t reasons enough to eat more fish, here are seven more ways adding a dose of fish to your diet can improve your health.

  1. Prevent Heart Disease: A Danish study of 49,000 women that was published Monday in Hypertension: Journal of the American Heart Association found that women who ate little to no fish had 50 percent more heart problems than those who ate fish at least once per week. Additionally, researchers found that women who rarely ate fish had a three-fold higher disease risk than those who ate it often. Other research has found that eating fish high in omega-3s can slash blood fat levels, which can contribute to a lower heart-disease risk.
  2. Reduce Alzheimer’s Risk: Eating fish as little as once a week can help preserve gray-matter neurons — the part of the brain linked to memory and cognition — according to a new study presented last month at the Radiological Society of North America’s annual meeting. Researchers found that people who eat baked or broiled — but not fried — fish had larger brains and larger cells in the areas of the brain responsible for memory and learning. Scientists believe the larger brain volume can help lower the risk of cognitive decline and Alzheimer’s disease.
  3. Improve Skin and Hair: One of the biggest drawbacks to a low-fat diet is you often deprive your skin and hair of the healthy fat it needs, leaving it dull and dry. The omega-3s in fish are exactly the type of healthy fat to eat to keep your skin looking nourished and your hair shiny. Research has also linked fish and omega-3 consumption to treatment of skin conditions such as psoriasis.
  4. Ease Depression: Several studies have found that when taken along with prescription antidepressant medications, the omega-3s in fish are more effective at treating depression that just prescription medication alone. One study of 52 pregnant women found that taking a 300 mg capsule of omega-3s during pregnancy significantly reduced the women’s risk of postpartum depression.
  5. Boost Brain Development: The EFA omega-3 found in salmon and other nutrient-rich fish are essential nutrients for children because they contribute to brain development. Some studies have even found that omega-3 consumption can help soothe symptoms of ADHD. Experts recommend, however, that parents ask their pediatrician before introducing supplements to a child’s diet.
  6. Dose of Vitamin D: Saltwater fish is a sun-less source of vitamin D, which scientists say can help ward off disease, promote bone health, and with the help of the omega-3s in fish, ward off cognitive decline. Just one three-ounce serving of salmon contains 75 percent of your daily recommended amount of the vitamin.
  7. Stronger Sperm: A recent study of 188 men found that those who ate more fresh fish — along with other healthy foods such as fruits, vegetables, and whole grains — had stronger swimmers than those who ate unhealthy diets. Researchers say that more study needs to be done, but preliminary data shows that the better the participant’s diet, the stronger the shape and mobility of the sperm he produced.

For more diet and nutrition tips, follow @weightloss on Twitter from the editors of @EverydayHealth.


7 Life-Enhancing Reasons to Eat Fish

You know fish is a great source of lean protein and nutrients, but a slew of new research has uncovered more amazing reasons to go fish.

Fish has a reputation for being low calorie, high protein “brain food,” thanks to the long strands of polyunsaturated essential omega-3 fatty acids (popularly referred to as “omega-3s”) found in fish oil.

The human body can’t naturally produce omega-3s, but yet they’re needed for a healthy body, inside and out. Although the link between omega-3s and heart health has long been known, several new studies present even more evidence that fish high in fatty acids is essential for total-body wellness.

The good news is if you’re not a fish fan, most new research indicates that eating fish only once or twice a week can be enough to reap the benefits. Meanwhile, the National Institute of Health recommends that people consume at least 2 percent of their total daily calories as omega-3 fatty acids, which equals about 4 grams per day. One four-ounce piece of salmon (one of the highest natural sources of omega-3s) contains about 1.5 grams of the fatty acid. Other fish, such as tuna, sardines, and halibut, also contains high levels. If you don’t eat animal products or have trouble fitting fish into your diet, you can get your daily recommended amount of fatty acids through omega-3 DHA/fish oil supplements. Although new data from Consumer Reports suggests that more Americans are buying omega-3 supplements than ever before, the doctor-recommended way to consume the health benefits of fish is still by eating the real thing.

If the heart-health-boosting, waist-slimming properties weren’t reasons enough to eat more fish, here are seven more ways adding a dose of fish to your diet can improve your health.

  1. Prevent Heart Disease: A Danish study of 49,000 women that was published Monday in Hypertension: Journal of the American Heart Association found that women who ate little to no fish had 50 percent more heart problems than those who ate fish at least once per week. Additionally, researchers found that women who rarely ate fish had a three-fold higher disease risk than those who ate it often. Other research has found that eating fish high in omega-3s can slash blood fat levels, which can contribute to a lower heart-disease risk.
  2. Reduce Alzheimer’s Risk: Eating fish as little as once a week can help preserve gray-matter neurons — the part of the brain linked to memory and cognition — according to a new study presented last month at the Radiological Society of North America’s annual meeting. Researchers found that people who eat baked or broiled — but not fried — fish had larger brains and larger cells in the areas of the brain responsible for memory and learning. Scientists believe the larger brain volume can help lower the risk of cognitive decline and Alzheimer’s disease.
  3. Improve Skin and Hair: One of the biggest drawbacks to a low-fat diet is you often deprive your skin and hair of the healthy fat it needs, leaving it dull and dry. The omega-3s in fish are exactly the type of healthy fat to eat to keep your skin looking nourished and your hair shiny. Research has also linked fish and omega-3 consumption to treatment of skin conditions such as psoriasis.
  4. Ease Depression: Several studies have found that when taken along with prescription antidepressant medications, the omega-3s in fish are more effective at treating depression that just prescription medication alone. One study of 52 pregnant women found that taking a 300 mg capsule of omega-3s during pregnancy significantly reduced the women’s risk of postpartum depression.
  5. Boost Brain Development: The EFA omega-3 found in salmon and other nutrient-rich fish are essential nutrients for children because they contribute to brain development. Some studies have even found that omega-3 consumption can help soothe symptoms of ADHD. Experts recommend, however, that parents ask their pediatrician before introducing supplements to a child’s diet.
  6. Dose of Vitamin D: Saltwater fish is a sun-less source of vitamin D, which scientists say can help ward off disease, promote bone health, and with the help of the omega-3s in fish, ward off cognitive decline. Just one three-ounce serving of salmon contains 75 percent of your daily recommended amount of the vitamin.
  7. Stronger Sperm: A recent study of 188 men found that those who ate more fresh fish — along with other healthy foods such as fruits, vegetables, and whole grains — had stronger swimmers than those who ate unhealthy diets. Researchers say that more study needs to be done, but preliminary data shows that the better the participant’s diet, the stronger the shape and mobility of the sperm he produced.

For more diet and nutrition tips, follow @weightloss on Twitter from the editors of @EverydayHealth.


Ver el vídeo: La importancia del pescado en la alimentación infantil (Agosto 2022).